Tirada de la Cruz Celta

La tirada de la Cruz Céltica ayuda a encontrar las respuestas a las inquietudes que provienen de un hecho o de una situación determinada. Esta tirada es capaz de ofrecer una lectura cierta con respecto al panorama de la consulta.

Luego de barajar muy bien las cartas se elegirán once. La primera carta se ubicará en la parte central, la segunda sobre la anterior y la tercera de forma cruzada sobre la segunda.

En la parte inferior a las centrales se colocará la cuarta carta.

La carta quinta se ubicará a la izquierda de las tres centrales.

La sexta carta se colocará en la parte superior justo arriba de las tres centrales.

A la izquierda de las tres primeras se colocará la séptima carta.

Las restante cuatro cartas se ubicarán a la derecha de las anterior de forma vertical, de tal manera que la carta número ocho quede en la parte inferior de la fila y la once en el la parte superior.

La primera carta indica el presente del consultante, su estado y su conflicto actual.

Las influencias externas, las que provienen de medio estarán representadas por la segunda carta. La tercera muestra los obstáculos, todas las fuerzas que se oponen al cumplimiento de los deseos.

La experiencia que sostiene el consultante está determinada por la carta cuatro.

La carta ubicada en quinto lugar determina todo los hechos que han de suceder de modo impredecible.

Las fuerzas y toda la energía que estarán a favor del consultante estarán representadas por la carta seis.

La carta número siete, muestra lo que vendrá en un futuro muy cercano.

Las ansiedades y las inseguridades así como también las emociones negativas están mostradas en la carta ocho.

En la carta nueve, se muestra a todas las personas, amigos y familiares que tienen participación en los conflictos del consultante.

Los proyectos y las esperanzas que posee el consultante está en la carta diez y la última carta ofrecerá el resultado final.

10 minutos de consulta por teléfono por solo 1 euro, después 1.3€/min

Aviso Legal y condiciones de uso