La tabla Ouija

Este juego también conocido en países de Latinoamérica como el juego de la copa, es un tablero dotado de números y de letras que según se cree, permite la comunicación con los difuntos.

Tiene su origen hacia finales del Siglo XIX, cuando en el Occidente adquiere su auge el mundo espiritista. La palabra Ouija, proviene de los vocablos, oui, en francés y ja, en alemán, que significan si, en ambos casos.

Esta tabla tiene como fin, que las personas que participan en este juego entren en contacto con las almas en pena, con los espíritus y hasta con entes inteligentes.

En el tablero básico de Ouija se encuentran grabadas y representadas todas las letras del alfabeto, los números del 0 al 9 y también un lugar primordial para el si y el no, estas características están sujetas a cambios según quien lo practique, ya que muchos de los que lo practican les suelen añadir frases para acortar el tiempo del mensaje y así agilizar la sesión. Como guía para obtener respuestas, se utiliza una tablita en punta, es decir con forma de flecha, o cualquier objeto que cumpla la función de señalador.

Se debe tener en cuenta que una sesión de Ouija puede ser muy traumática para quienes intervienen, si no es dirigida por un experto que conozca muy bien de que se trata, ya que este tendrá la capacidad de calmar la excitación y el ánimo de quienes participan.

Para practicarlo, usualmente se utiliza una habitación tranquila, aunque los más osados prefieren practicarla en lugares más temibles, como casas abandonadas o cementerios. Para participar de este juego tienen que sentarse alrededor de una mesa, un mínimo de cuatro participantes.

Los que concurran a estas sesiones deben sentirse seguros y confiados, ya que pueden verse afectados si lo hacen con cierto grado de miedo o si lo toman como un simple pasatiempo, ya que pueden sentirse dominados por el supuesto contacto.

Antes de iniciar una sesión, se suelen realizar distintos tipos de rituales que van desde encender incienso o plantas aromáticas, invocar Ángeles u santos guardianes hasta hacer una rueda de poder que sirva para cargar de energía positiva el lugar donde se realizará, evitando de esta manera las malas influencias.

La sesión comenzará, luego de una relajación profunda de todos los participantes, seguidamente se dará comienzo con la pregunta: ¿hay alguien ahí? si la respuesta es afirmativa, comenzarán a realizarse las preguntas a la entidad contactada. Las respuestas las dará la tablita indicadora o flecha que se moverá indicando letra a letra el contenido del mensaje.

Suele ocurrir que muchas veces el contacto no es real y es alguno de los participantes que conciente o inconcientemente mueve la flecha, lo realiza psicoquinéticamente, creando o tergiversando el mensaje. Por lo cual, se hace necesario la presencia de un experto que lleva un diario de las incidencias de las sesiones, a la que recurrirá en caso de duda o si se ha contactado con distintas entidades.

La tabla Ouija encierra en sí un gran misterio, por lo que muchas personas consideran que es un fraude, que es un tablero maldito, debido a que existen numerosas historias negras con respecto a este juego, historias que han sembrado temor y miedos psicológicos entre los que participan, irradiándolos de manera insospechada.

Lo cierto es que la veracidad de este juego depende en gran medida de la fe que se tenga en él, sabiendo también que la Ouija debe tomarse en serio, que si se realiza como un juego no se lo haga con temor o dudas, ya que en muchos casos la propia sugestión puede superar la realidad.

La verdad es que las entidades que se contactan suelen ser espíritus desencarnados que quieren comunicarse con algún familiar, fuerzas elementales, fuerzas del bajo astral, que viven dentro del tablero Ouija, pero no ofrecen tanto peligro como el peligro que puede existir en nuestras propias mentes.

Tarot Gratis .Precio máximo por minuto 1,16 € desde red fija, 1,51 € desde red móvil, IVA incluido.

Aviso Legal y condiciones de uso | Intercambio de enlaces